La importancia de los muebles en los spa y hoteles

Con frecuencia apreciamos la decoración y el diseño de un spa o un hotel en general sin quedarnos unos minutos en los detalles. Esto sucede por la primera impresión que recibimos del entorno que seguramente está cuidadosamente diseñado para dar confort y placer a los huéspedes y clientes. Sin embargo, cada pieza que compone esa decoración tiene una importancia única y está allí porque el interiorista o los arquitectos encargados de crear ese espacio lo consideran importante. Y así es, cada mueble y objeto en los lugares que componen hoteles y spa debe ser el adecuado para dar el mejor servicio también a través de los muebles y la decoración.

Tendencias

En el caso de los hoteles, el interiorismo y la mueblería se basa en lo que el hotel quiere ofrecerles a sus huéspedes y cómo lo va a hacer. Cada espacio va a requerir de diferentes tipos de muebles, especialmente los lugares compartidos que hoy son el foco más importantes en los diferentes tipos de alojamientos. Por ese motivo, desde la cama de una habitación hasta los sillones de la recepción, todo debe estar diseñado y colocado con un objetivo específico por expertos en muebles apasionados por las piezas de gran calidad (ver más detalles en mueblaonline.com). En la actualidad, los hoteles ponen mucho énfasis en mostrarse no solo como un lugar para dormir, sino también un sitio para compartir experiencias.

Las nuevas tendencias para los hoteles marcan la incorporación de la internet de las cosas para ofrecerles a los clientes más comodidad dentro y fuera de la habitación. Asimismo, los colores agregan calidez y cercanía tanto en los muebles como en las paredes, para que los huéspedes se sientan como en casa.

Por otro lado, el diseño de interiores de un spa varía mucho de acuerdo con la ubicación del local (urbano o en un entorno natural). En los spa urbanos se debe aprovechar el espacio al máximo sin dejar de brindar el mejor confort a los clientes, mientras que los spa que se encuentran en un entorno natural, por lo general tienen mucho más espacio disponible para que los arquitectos y diseñadores de interiores desplieguen toda su creatividad.

La tendencia en la distribución de los spa ahora incluye espacios en común (por ejemplo, recepción) mucho más confortables que en el pasado, con pisos de madera, y puertas y techos pintados con colores diferentes como las gamas del gris y el púrpura, mientras que las paredes son blancas. Los muebles de la recepción son claves para crear una primer imagen de relajación y confianza (por ejemplo con un cómodo sofá para living). Los sectores privados son las cabinas en donde se realizan los tratamientos. Aunque deben contener camillas y aparatología especifica para cada caso, también deben estar decorados con todo lo necesario para que el lugar se integre al resto del spa.

La decoración y el interiorismo de hoteles y spa requieren de la opinión y el trabajo profesional de los expertos, además de los mejores muebles que se adaptan a cada rincón del lugar.