El papel de la industria hotelera en el mercado turístico en Argentina

El mercado turístico en la Argentina continúa evolucionando hacia un servicio más moderno, enfocado en lo que realmente necesitan los turistas locales e internacionales que visitan y recorren el país. Uno de los componentes esenciales de esta industria es el mercado hotelero que también se está transformando para captar a diferentes tipos de pasajeros.

En la ciudad de Buenos Aires, podemos encontrar hoteles pertenecientes a sindicatos, hosterías, hoteles de diferentes estrellas y hoteles boutique emplazados en casas y petit hoteles recuperados en los barrios más característicos de la ciudad. En el resto del país, sucede algo similar, además de los hoteles típicos de cada zona geográfica.

Los hoteles boutique de Argentina merecen una mención especial. Recuperar esas casas encantadoras que generalmente tienen más de 50 años requieren de una inversión especial de tiempo y dinero. Las más antiguas ofrecen un estilo único pero requieren de más reparación, e inclusive según los materiales utilizados en su estructura original, en muchas ocasiones hay que utilizar placas antihumedad para preservar las paredes y pisos (ver más detalles en https://www.leplak.com/). Asimismo, la puesta en valor de estas casas enriquece el mercado hotelero.

Por otro lado, los viajeros son cada vez más exigentes y desean que sus necesidades sean satisfechas sin pérdida de tiempo. Es por lo que los hoteles comenzaron a salirse de los servicios estándar para comenzar a ofrecer soluciones más personalizadas. De esta forma los huéspedes se sienten como en sus propios hogares.

En todo el país se pueden encontrar hoteles para el turismo alternativo, por ejemplo, para aquellos turistas que llegan al país o se mueven de una provincia a otra para realizar actividades relacionadas con turismo aventura, caza o pesca, etc. Hay hoteles que realizan descuentos especiales en temporada y esto hace que los visitantes pueden reunirse mucho más fácilmente con personas que tienen sus mismos intereses.

Los establecimientos que componen la industria hotelera se van desarrollando en diferentes ámbitos naturales y urbanos (desde una casa antigua, un edificio nuevo hasta una estancia entre otras muchas posibilidades). Ese es el encanto de un mercado que ofrece cada vez más variantes para satisfacer los requerimientos de los huéspedes.

Asimismo, los hoteles temáticos son una nueva forma de hospedarse. Por ejemplo, esto sucede en algunos viñedos con hermosas instalaciones de hospedaje en donde los huéspedes pueden alojarse mientras disfrutan y aprenden de lo que más les gusta: el vino.

Sin dudas, la industria turística se apoya en la hotelera y juntas mejoran la cara visible del país a nivel nacional e internacional. Con la utilización de las herramientas que hoy están disponibles para tener un hotel impecable (desde la decoración hasta un revestimiento antihumedad), es mucho más fácil que en el país la plaza hotelera se acerque a un nivel óptimo de calidad.