¿Cómo preparar mi auto para hacer un viaje un viaje largo?

Estamos acostumbrados a pensar a los viajes en auto como trayectos de un par de horas, incluso de un día según cual sea nuestro destino. Sin embargo, hay aventureros que quieren empujar los límites y quieren hacer en cuatro ruedas algunos recorridos que suelen hacerse en avión. Recorrer miles de kilómetros significa estar durante días o incluso semanas dentro de un vehículo.

¿Existe un auto ideal para hacer un viaje de este tipo? Si uno lo analiza un poco, debería depender de la distancia que se quiera hacer; en definitiva no es lo mismo un viaje desde Buenos Aires hasta Comodoro Rivadavia que una travesía desde Alaska hasta Ushuaia. Las personas que suelen hacer este tipo de viajes no tienen una respuesta definitiva sobre cuál es el auto ideal para estas travesías. Hay quienes prefieren piensan que la mejor opción es una camioneta 4X4 ya que la tracción de las cuatro ruedas les da la tranquilidad de moverse por diferentes caminos, incluso aquellos que no están pavimentados. Otros creen que las casas rodantes reducen la necesidad de gastar dinero en paradas para comer o dormir. Incluso hay quienes sientan que un automóvil es suficiente para estos viajes (incluso hay casos de personas que fueron desde Argentina a Estados Unidos en un Ford Falcon o un Citroen 3CV). La realidad es que el auto ideal es el que uno tenga disponible en el momento en que se decida a hacer el viaje, no importa si se trata de un 0 Km o uno que haya pasado recientemente por el sacabollos de autos.

Como en todo viaje, lo mejor es contar con un auto en buenas condiciones. Lo ideal es hacer un chequeo completo del auto antes de salir. Sabemos que no va a suceder que una persona salga a la calle para empezar el viaje y se de cuenta que debería haber llevado el vehículo al mecánico o que alguien tome Panamericana y o que alguien decida que antes de continuar tendría que llevar el auto a un taller chapa y pintura por Zona Norte, pero siempre es mejor recordar que mientras antes se hagan los chequeos técnicos, va a haber mucha menos posibilidad de problemas a mitad de camino.

Lo importante es este tipo de viajes es estar preparado para cualquier problema que pueda haber en el camino. Como en cualquier viaje de ruta, es obligatorio contar con los implementos de seguridad que se suelen exigir en varios países (caja de herramientas, triángulo baliza, gato hidráulico y rueda de auxilio) y los documentos obligatorios (DNI, registro de conducir, cédula verde o azul y último seguro pago).
También es conveniente contar con ropa suficiente para la cantidad de días que dure el viaje, planificar la ruta que se va a tomar y calcular cuanto dinero se va a necesitar cada día. Si el viaje va a cruzar varios países es conveniente averiguar el precio del combustible, alojamiento y comida es esos lugares.

Pueden existir miles de razones para hacerla y cientas de cosas que tenés que tener en cuenta, pero lo más importante de todos es que tengas ganas de hacer esta aventura.