Algunos consejos para organizar el almuerzo durante un tour

El almuerzo es uno de los momentos más importantes de todo tour urbano, sin embargo, cuando éstos tienen como objetivo algún lugar remoto, o bien por fuera de las grandes ciudades, como pueden serlo algunos de los más importantes centros turísticos del país, el almuerzo también puede ser un verdadero dolor de cabeza para los organizadores.

 

Cuando nuestra empresa se encarga de organizar algún tour en áreas despobladas, lo mejor es recurrir a una empresa que se encargue de preparar viandas saludables para transportar y repartir oportunamente entre los turistas. En la página de Mastercook es posible ver que este tipo de viandas no son precisamente comida de hospital, sino que el menú es amplio, nutritivo y sabroso. Solo basta almacenar el pedido que hayamos hecho y entregarlo a la hora del almuerzo.

Pensamos aquí en aquellos tours a las sierras, zonas termales, parques nacionales, en fin, las posibilidades son muchas y la única opción, en estos casos, era que la empresa de turismo se encargue por sí misma de preparar el llevar el almuerzo al recorrido. Sin embargo, en la actualidad son muchos los organizadores de tours que prefieren tercerizar esta área, permitiendo así un menú mucho más variado y rico, ya que los recursos que podamos ejercer sobre el tema siempre serán menos eficaces que los realizados por empresas realmente especializadas en términos de alimentación.

 

En este sentido, el público incluso puede efectuar su pedido con anterioridad, es decir, aclararnos qué opción prefiere para su vianda. En estos casos, se deberá tomar la precaución de tener a mano varias alternativas, pactadas con anterioridad con la empresa gastronómica que preste sus servicios. En este contexto, en el siguiente enlace se puede encontrar más información sobre el tema: http://www.mastercook.com.ar/empreas-gastronomicas.

 

Ya sea que nos inclinemos por esta opción, o bien que optemos por los almuerzos tradicionales, preparados por la propia empresa de turismo, hotel, u organizador del tour, lo importante es brindarle al cliente un alimento rico y con algunas características típicas de la zona. De nada sirve ofrecer un menú que se encuentre en las antípodas de los sabores de la región. A tener muy en cuenta este último detalle.

 

En cualquier caso, el almuerzo siempre es un motivo de celebración, sobre todo cuando nos encontramos recorriendo una parte agreste del país, donde las exigencias en materia de comidas gourmet no son precisamente la norma general. La gente prefiere mucho más que se le presenten alternativas que incluyan el color local que aquellos sabores a los que ya está acostumbrado.

 

Nos parece importante que el turismo vaya tomando nota de estas cuestiones, sin dudas muy importantes para lograr un servicio de primera calidad, que atienda cada una de las necesidades del público, por ejemplo, otorgando la posibilidad de acceder a almuerzos vegetarianos, por ejemplo, o veganos, para las personas que siguen este tipo de filosofía alimentaria.

 

Caso contrario, es probable que nuestra competencia sí esté en condiciones de ofrecer un mejor servicio que el nuestro, y en tiempos en donde el público analiza detenidamente en quién confiar a la hora de disfrutar de sus vacaciones, el almuerzo puede ser un factor preponderante para garantizar la viabilidad de nuestro proyecto en el corto y mediano plazo.