Manejar en tierra, ¿ya viviste esta aventura?

Polvo, barro, ripio, piedras… conducir un vehículo fuera del pavimento puede llegar a ser un aventura tan apasionante y grata como peligrosa si no se toman recaudos. La Patagonia es una de ellas, donde extensos kilómetros de tierra aplanada en medio del monte se transitan así.

 

No hay duda, viajar por ruta en auto es una de las más bonitas maneras de hacerlo, pero algunas veces la falta de asfalto o el mal estado de este, después de grandes lluvias que forman barro complican el paso hundiendo el auto. Y lo lamentamos porque generalmente dificultan el acceso a lugares increíblemente bellos y poco explorados en los que queremos hacer trekking, ir de pesca, sacar fotos o simplemente contemplar.

 

Pero no tiene que significar el fin del recorrido perdiéndonos de conocer tanta naturaleza en toda su dimensión. Allí, solo se hace necesario utilizar el volante diferente y ser más profesionales debido a que el acoplamiento del auto puede malgastarse rápido y un imprevisto mínimo nos puede sacar de camino o peor, hundirnos. Entonces, lo fundamental es tomar al pie de la letra las recomendaciones de expertos en este tipo de manejo, como nos cuentan desde autoescuela Victoria, y animarnos a explorar, que de eso se trata la aventura que es vivir haciendo lo que nos gusta.

 

¿Cuáles son? Te las contamos:

 

-Tené presente que los suelos barrosos no son todos iguales. Existe húmedo en algunas regiones y espeso en otras. Estudiá la zona primero.

– Fundamental contar con habilitación y estar preparados en cuanto a manejo seguro y responsable en ruta y suelo arenoso. Si no te sentís del todo seguro y vivís en Buenos Aires, podés tomar unas clases puntuales para aprender a manejar en zona norte.

– Lo más aconsejado es hacerlo con un vehículo todoterreno preparado off-road para suelos agrestes, y que cuente con caja manual o automática que deje lugar a traccionar velocidad y sea adaptable.

– Se debe tomar toda la precaución de no subir nunca velocidad en trechos llanos y visibles, andá constante, porque ante el mínimo susto una maniobra acelerada puede ser riesgosa, y es estadísticamente donde más choques se cometen. Aunque lo parezca, el suelo no es firme del todo.

Cuando se desee frenar, la marcha debe estar baja, y allí es cuando se pisa el freno muy suave, si lo hacés brusco se pueden obstruir los neumáticos. Si no lo sentís estable, sacá el pie unos segundos.

-Adelantar a otro auto implica no arrimarte mucho para evitar golpes de piedras. Siempre se debe hacer por la izquierda y estar atento a que te vea primero

– Si ves que lo hace otro, inclínate a la derecha y disminuí la velocidad

-Usá luces por si la visibilidad falla o hay polvo en movimiento, y ponete siempre, y sin excusa, el cinturón

-Llevá rueda auxiliar y primeros cuidados por si llegás a necesitarlo.

Apuntes sobre los servicios de mantenimiento en los hoteles

En esta entrada, les proponemos reflexionar y analizar sobre algunas tendencias y novedades en el área de mantenimiento y limpieza de los hoteles pequeños y lugares de alojamiento destinados a los turistas, nacionales e internacionales.

 

Y es que, para quienes nos ocupamos y trabajamos en la atención de los viajeros locales o internacionales, lograr y mantener una limpieza integral, efectiva y duradera no es una tarea menor o que podamos subestimar. Ante el cliente, no pueden darse exclusas ni hay segundas oportunidades. Solo tenemos la posibilidad de un encuentro o primera impresión, que pueden definir para siempre la opinión del usuario sobre nuestros servicios y sus características. Algo que por supuesto es sumamente importante para el presente y el futuro del negocio en sí.

 

Contar con el asesoramiento de una distribuidora de productos de limpieza especializada en este sector es sin duda una decisión inteligente. No se trata sólo de organizar turnos u horarios del personal de limpieza, sino además, realizar el trabajo de una forma profesional y óptima. Este aspecto es sumamente importante por cuestiones que involucran no sólo a la estética y el aspecto general del lugar, sino también cuestiones vinculadas a la salud e incluso requisitos legales.

 

Existen productos y elementos para la limpieza de los ambientes o muebles que deben respetar normas y reglamentaciones específicas, sobre todo en áreas sensibles como los baños o los espacios dedicados a la preparación de alimentos, como la cocina o el comedor común. Pero en todos los casos, y aún siguiendo todas las reglas y normativas, pueden surgir problemas en forma inesperada, inconvenientes o cambios en los permisos de algunos elementos o compuestos utilizados; esta información debe ser conocida y asumida rápidamente en las instalaciones.

 

En las empresas medianas o pequeñas seguir todos estos “detalles” puede no ser algo sencillo. Por eso, delegar esta tarea a expertos y especialistas es una forma de asegurarnos que no será un problema en el corto o largo plazo.

 

 

Conocer y usar productos de higiene industrial atinados y precisos para cada ambiente es sumamente importante también en otro sentido, aún más simple y determinante. Aquel relacionado con el buen aspecto general y el mantenimiento de las superficies, los muebles y los adornos que componen el ambiente. El uso de los elementos de aseo correctos es fundamental para extender la vida útil de la gran mayoría de los muebles, adornos o pisos del lugar.

 

En este sentido, la aplicación de un detergente abrasivo o un aerosol que dañe un sillón o una cortina por ejemplo, puede alterar notoriamente su aspecto y obligar incluso a su renovación, no por un proceso natural de desgaste, sino por la negligencia en su limpieza.

 

Finalmente y no menos fundamental es considerar especialmente la seguridad y el cuidado del personal que trabaja en  estas tareas. En efecto, en muchos casos, es sumamente importante el uso de mascarillas desechables, guantes y otros elementos de protección, que eviten daños en la piel, ojos o manos, debido al contacto con químicos potencialmente dañinos.

El boom de las pequeñas tecnologías aplicadas al sector del turismo familiar

En esta entrada haremos referencia a las bondades y ventajas de la tecnología para nuestro sector, pero no en relación a grandes soluciones disruptivas, sino a aquellos pequeños artefactos que hacen la diferencia en épocas de crisis. Y sobre todo para las pequeñas o medianas empresas que se desarrollan en el sector.

 

Sin duda, la incorporación de grandes sistemas de vigilancia y control, alarmas de incendios o sistemas de TV, ofrecen una diferencia notable con respecto a la competencia y ventajas en todo el proceso de negocio. Este tipo de tecnologías, pequeñas y efectivas a la vez, atrae a los visitantes que la relacionan automáticamente con comodidades y rapidez en las distintas prestaciones.

 

En este sentido, existen todavía algunas alternativas más modestas y específicas, pero no por eso menos importantes o determinantes en el servicio, que también pueden ser un diferenciador importante con respecto a otras opciones en el mercado.

 

Por ejemplo, la incorporación de maquinaria para panadería y panificados, para poder brindar un desayuno único, fresco y de calidad a nuestros huéspedes o un software específico para nuestro hotel, que brinde una respuesta personalizada e íntegra en la estructura y organización del negocio, se trata de detalles que pueden colaborar fuertemente para lograr una identidad única.

 

Sumar equipos en la cocina para la preparación de alimentos, desayunos y comidas en general es una tendencia en el sector, ya que permite, en tiempos económicos difíciles, una forma de destacarse con respecto al resto de las ofertas, a través del branding y a construcción de marca.

Lograr esa diferencia a través de la propuesta culinaria es una excelente opción. En efecto, se trata de ofrecer sabores únicos, que den cuenta de nuestra marca, algo que puede comenzar con la contratación de un chef, quien lidere los esfuerzos, a través de su “toque personal” en los menús. Una idea que puede incorporarse es sin duda el original toque de branding aplicado a los olores. El marketing de perfumes es sin duda una apuesta interesante, que no necesariamente implica mayores inversiones.

Los olores más agradables, con respecto a la cocina, seguramente son aquellos que nos connotan fragancias a lo “hecho en casa”, como el que desprende un pan recién horneado, el café o incluso una mezcla de aromas, provocado por condimentos simples en una salsa.

 

Recibir a nuestros huéspedes al comenzar el día, con estas sensaciones, es una forma sin duda de atraer y agradar a los sentidos y provocar sentimientos agradables, que quedaron en la memoria y relacionarán a nuestro hotel o lugar de descanso con sus mejores recuerdos.

 

Estos pequeños detalles pueden lograrse invirtiendo en una maquina de cafe industrial, en una cortadora de discos de empanadas o una amasadora industrial, que permitirá distinguirnos a través de una clase de alimento o menú especial, que esté alineado con nuestra identidad de marca.

 

Recordar a un lugar por el olor de su café o el sabor y calidad de las empanadas o las pastas que allí se sirvieron son rasgos pequeños, pero que pueden resultar importantes en el registro de nuestros clientes y una razón -a veces inconsciente- que hace que nos recomienden a amigos, colegas y familiares.