Viajeros-deco: Las mejores tiendas de diseño y decoración para visitar en Buenos Aires y alrededores

Como sabemos, el turismo es un ámbito súper versátil. Esta versatilidad está dada por la variedad de gustos de (¿quién más?) los turistas. Entre la amplísima viña de preferencias están aquellos que, al viajar, desean con fervor visitar las tiendas de diseño y decoración en cada una de las ciudades en las que hacen pie. Para ellos, en esta nota hablaremos de los mejores locales para visitar en Buenos Aires y alrededores, dedicados a la venta de muebles, objetos de diseño, accesorios deco, y más. Desde preciados objetos artesanales, pasando por muebles de aluminio para exterior, hasta las muy buscadas propuestas minimalistas. Los invitamos a este recorrido con recomendaciones especialmente destinadas a los viajeros-deco que llegan a Buenos Aires.

Laura O: Se trata de un proyecto a cargo de la reconocida interiorista Laura Orcoyen, que se estira en un espacio ubicado en el barrio de Palermo, en Buenos Aires, en la calle Godoy Cruz 1575. Eso sí: hay que tener en cuenta que sólo se atiende con cita previa, en un atelier que está en una encantadora mansión (que ciertamente fue diseñada por el esposo de Orcoyen, el arquitecto Pablo Sánchez Elía). En Laura O es posible encontrar muebles, accesorios como saleros y pimenteros, hasta sábanas. En todos los casos se apuesta por materiales locales.  Una visita que sin dudas es encantadora. Hay más información en laurao.com.

Hierro Estilo: Acaso con menor glamour que la anterior propuesta, aunque con muebles que sin dudas son encantadores para los amantes del hierro y lo vintage. Este local se encuentra en la calle Italia en Tigre, una arteria que concentra una gran oferta de comercios del rubro. En el sitio hierroestilo.com.ar es posible conocer los detalles de los muebles que allí ofrecen, desde mesas y sillas para jardín, bancos de plaza, columnas de hierro, y más. Ideal para combinar con un paseo por los puntos más atractivos de Tigre, un paseo en lancha y una buena comida en uno de los restaurantes con vista al río. Para desprevenidos, el Municipio de Tigre se encuentra en el corredor norte del Gran Buenos Aires, a pocos minutos de la Ciudad de Buenos Aires (CABA).

Net Muebles: Los que gustan de los diseños minimalistas encontrarán en esta tienda un sitio perfecto. También en Palermo, es un desarrollo del arquitecto Alejandro Sticotti. Hay muchos muebles y accesorios que coinciden con la filosofía de que “menos es más”. En sus productos abunda la madera y otros materiales naturales. Para visitarlo hay que ir hasta la calle Godoy Cruz al 1740. Naturalmente, una buena idea es visitar en un mismo paseo este local y el de Laura Orcoyen.

Not to be understood: Se trata de un local-taller ubicado en el barrio de Villa Crespo, justo frente a la cancha del club de fútbol Atlanta. Funciona detrás de una cortina de chapa que cuando se descorre muestra el trabajo de Jessica Trosman. Allí se consigue ropa de estilo moderno, en un ambiente que los amantes del diseño sabrán apreciar. Hay más información en jtbyjt.com.

Arandú: Nuestra última recomendación para los viajeros-deco que llegan a Buenos Aires es este local (en verdad tienen tres locales en la ciudad) dedicado a las artesanías argentinas. Allí es posible conseguir platería criolla, hasta botas de montar, indumentaria de campo, incluso alpargatas. También hay accesorios para asadores. Un lindo lugar para conocer, y también para comprar algún regalo regional.

Turismo médico: Argentina debería emular el caso mexicano

El turismo médico supone una gran oportunidad que no está siendo totalmente aprovechada en nuestro país. Si bien la Argentina aparece entre los países de América Latina con mayor movimiento en este rubro, aún queda mucho camino por recorrer y un amplio margen de oportunidades para tomar provecho. En este sentido, hablaremos aquí del caso mexicano y por qué la Argentina debería emular el impulso azteca en esta dirección, en un esfuerzo conjunto entre organismos estatales y privados.

A priori, el escenario es prometedor. Por ejemplo, la medicina estética en Capital Federal ha recibido un fuerte envión gracias al turismo médico. Para desprevenidos, se trata de pacientes que deciden someterse a cirugías (estéticas y de diverso tipo) fuera de su país de residencia. Las motivaciones son múltiples: desde razones económicas, pasando por la búsqueda de eludir listas de espera interminables para operarse en algunos países. Además son muchas las personas que aprovechan la oportunidad para hacer turismo luego del tratamiento. Y es allí donde deben intervenir las empresas de turismo y también los organismos estatales. ¿Cómo aprovechar realmente el crecimiento del turismo médico?

Un espejo para reflejarse: El caso mexicano

Recientemente, el secretario de Turismo de México, Enrique de la Madrid, manifestó su deseo de impulsar el turismo médico y el de reuniones para incrementar la derrama económica del sector. El funcionario advirtió la siguiente escena: México se ubicó como el sexto receptor de turistas en el mundo, aunque se ubica en el puesto 15 por ingresos provenientes del turismo médico y de reuniones.

Enrique de la Madrid aseguró que el turismo médico tiene un altísimo potencial en México, considerando que hay muchas especialidades médicas de calidad en su país que podrían atraer, aún más, a pacientes de Estados Unidos y Canadá, en donde las cirugías son considerablemente más costosas. Por ejemplo, un tratamiento de plasma facial, una liposucción, una cirugía de corazón hasta un simple tratamiento odontológico puede costar hasta tres veces más en otros países vecinos. En este orden, el funcionario también destacó la importancia de incentivar los congresos médicos como una parte de este negocio.

El caso argentino es también prometedor, aunque precisa un impulso semejante al que se evidencia en México, al menos en las palabras del secretario de Turismo de aquel país. Nuestro país recibe muchos turistas-pacientes, que suelen llegar acompañados, y que son un público que consume una buena cantidad de dinero, más allá de los gastos de la operación o tratamiento al que se someten. Es necesario un impulso conjunto entre entes privados y organizaciones de gobierno para impulsar aún más este tipo de turismo, que sin dudas impactará en forma positiva en el sector.

La excelencia de los profesionales médicos está asegurada, y en rigor esta es una de las razones que explica el movimiento que se registra en el país. Ahora bien, ¿la industria local del turismo también está preparada para recibir a este tipo de viajeros? Creo que queda un largo trecho para recorrer.